Consejos básicos para mejorar tus fotos de viaje II

Consejos básicos para mejorar tus fotos de viaje II

Hola a tod@s. A principios de semana publicaba Consejos básicos para mejorar tus fotos de viaje I, una serie de pequeños trucos que me suelen funcionar cuando viajo con la intención de capturar algo más que un buen puñado de recuerdos (si te lo perdiste puedes recuperar el artículo haciendo click sobre el link). Hoy, para completarlo, os propongo esta segunda entrega donde hablaremos de cómo aprovechar los días de niebla, del entorno urbano, de los lugares emblemáticos, su gente y qué fotografiar de noche. ¿Vamos a ello?

Azhenas do Mar (Portugal)

Parque de Bellavista (Rivas Vaciamadrid) 18mm 1/125 seg f/4,5 ISO 100

A Magdalena (Pontevedra – Galicia)

La niebla

La luz en días de niebla es muy distinta a la de días despejados y es por ello que no debemos dejar escapar la oportunidad de fotografiar lugares que habitualmente no se presentan bajo este fenómeno natural. La niebla actúa como una gran caja de luz dispersando los rayos y suavizando su luz, reduce la visibilidad desdibujando el paisaje y las escenas adquieren una atmósfera cargada de misterio. El contraste y la saturación de los colores disminuye y la profundidad de campo se reduce. Todos estos aspectos la convierten en un momento único, inusual. ¡Aprovéchalo!

Berkshire (Inglaterra) 60mm 1/160 seg f/5 ISO 100

Edificio Metrópolis (Madrid) 18mm 1/100 seg f/5,6 ISO 200

El entorno urbano

Perderse por las calles de cualquier ciudad guiándose únicamente por lo que nos aconseja nuestro instinto puede ser un reto divertido, interesante y desafiante a la vez. Aléjate por un momento de las rutas turísticas preestablecidas y adéntrate, eso sí, siempre con cautela, en la verdadera urbe que se muestra ante tus pies.

El entorno urbano nos brinda un abanico de posibilidades y temas fotográficos por kilómetro cuadrado más amplio que cualquier otra categoría. En lo que recorremos una avenida se pueden fotografiar edificios, detalles arquitectónicos, mercados, plazas, medios de transporte, gente, carteles publicitarios, arte urbano, museos, desfiles, músicos callejeros, puestos de comida típica…

Londres

Lisboa

La Habana

Venecia

Lugares emblemáticos

Son aquellos que hemos visto sin necesidad de salir de casa, que guardamos en la memoria a pesar de no haber estado nunca frente a ellos y que, en cierta medida, son los causantes de que decidamos emprender ese viaje. Han sido y son fotografiados millones de veces al año por infinidad de visitantes de todo el mundo y aparecen reproducidos en miles de objetos como revistas, cuadros, libros, postales…

Aun así, es posible conseguir fotos nuevas e interesantes imprimiendo en ellas una parte de nuestra personalidad. Lógicamente esto requerirá un mayor esfuerzo. Mi consejo aquí es que tomes la vista clásica con la que tantas veces has soñado y una vez la tengas, busques una toma diferente. Esto exigirá que saques a relucir toda la originalidad que llevas dentro. Puedes probar diferentes ángulos, acercarte, alejarte o agacharte. Juega con las distancias focales y presta atención a los detalles y elementos a incluir.

Callejón Hamel (La Habana – Cuba) 18mm 1/125 seg f/11 ISO 100

Paseo de Martí o Paseo del Prado (La Habana – Cuba) 145mm 1/320 seg f/9 ISO 100

Ten paciencia y confianza

Para sacar buenas fotografías necesitamos más tiempo en un determinado lugar que el turista que dispara a diestro y siniestro sin apenas detenerse. Unos minutos pueden marcar la diferencia para estudiar el entorno y preparar nuestra fotografía. No tengas prisa, anticípate a los acontecimientos, cree que algo va a pasar y probablemente suceda. Mantén los ojos abiertos y la cámara lista, si justo tienes que ajustar los controles es posible que el ansiado momento se desvanezca.

Madre e hijo en Sa Pa (Láo Cai – Vietnam) 90mm 1/250 seg f/8 ISO 200

Río Ngo Dong en Tam Coc (Ninh Binh – Vietnam) 70mm 1/200 seg f/5,6 ISO 200

El alma de un lugar es su gente

Todo suma a la hora de comunicar las sensaciones y la atmósfera de un lugar, pero si hay algo que destaca por encima de todo es su gente. Su peculiaridad, sus rasgos, sus costumbres, su manera de vestir y su comportamiento aportaran un plus a nuestras fotografías.

Es muy importante familiarizarse con el idioma local. A veces, unas pocas palabras en su lengua serán suficientes para poder acercarnos a los lugareños y obtener mejores fotografías de ellos. Respeta su cultura y modo de vida y muéstrate siempre con naturalidad, humildad y humanidad. Al fin y al cabo, no son objetos, sino personas como tú y como yo.

Pierde el miedo a fotografiar desconocidos, muchas veces resulta más sencillo de lo que a primera vista parece. Si te acercas de forma amigable y abierta la mayoría de la gente suele acceder. En definitiva, a quién no le gusta que lo retraten alguna vez. Entabla una conversación para romper el hielo si te defiendes en su idioma y si no, sonríe y muestra la cámara para comunicar tu intención, el lenguaje universal es bien conocido en todo el mundo y no suele fallar. Finalmente muestra gratitud, enseña la fotografía y no abuses de su generosidad.

Por el contrario, si tu propósito es captar instantes cotidianos sin interferir en la vida de las personas y que estas sobreactúen, dispara con discreción.

Londres 32mm 2 seg f/6,3 ISO 100

 Puente Luís I (Oporto – Portugal) 18mm 6 seg f/10 ISO 100

Madrid 35mm 70 seg f/25 ISO 100

Fotografía nocturna

Al caer la noche las ciudades adquieren un aire totalmente distinto. Se encienden las farolas, las luces de las casas, oficinas, tiendas, monumentos, los faros de los vehículos… Es el momento de mostrar su otra cara y recrearse con sus luces. A mayor número y variedad de fuentes lumínicas, más mágico es el efecto que se produce. Necesitarás un trípode o, en el peor de los casos, colocar tu cámara en una superficie lisa. Jugar con velocidades de obturación lentas y reflejar las estelas que dejan los vehículos al pasar suele ser un entretenimiento divertido y satisfactorio.

 

Para terminar, nombraré algunos libros que me han acompañado en mis viajes y que, junto a mis propias vivencias, me han ayudado a ir componiendo esta serie de recomendaciones: Fotografía de Viaje – Richard I’Anson, Guía de Fotografía de Viajes, secretos para hacer grandes fotos – Robert Caputo, Fotografiar el mundo, el encuadre perfecto – David duChemin y La Fotografía en los Viajes – Tino Soriano.

Espero que este post haya resultado interesante y pedirte que si tienes algún truquito o consejo, que seguro que sí, lo compartas en los comentarios. ¡Muchas gracias y buen finde!

© Copyright 2019 alfredo.lopez photography
Programación WordPress : tuuxedo

Consejos básicos para mejorar tus fotos de viaje I

Consejos básicos para mejorar tus fotos de viaje I

A todos nos encanta viajar e independientemente del tipo de viaje o de las motivaciones que nos impulsen a realizarlo, tenemos la ilusión de volver a casa con un buen puñado de fotografías que transmitan el aspecto y las sensaciones de los lugares que visitamos. Y esto no siempre es tarea sencilla, más bien suele ser al revés. ¿Cuántas veces te has sentido un poco decepcionado al ver las fotos que con tanto cariño has traído de vuelta? Quizá esta serie de consejos puedan ser de utilidad a la hora de encarar tu próxima escapada.

Planifica lo mejor posible tu viaje

Cuanto mejor planifiques tu viaje, más familiarizado estarás con el lugar que vas a visitar. Documéntate muy bien antes de salir de casa. Hoy en día contamos con infinidad de herramientas a nuestro alcance que nos facilitarán esta tarea; por un lado, tenemos las clásicas guías de viaje tipo Lonely Planet, Geo Planeta…o portales especializados como minube. También es fácil consultar blogs de otros viajeros que llevan ya mucho mundo recorrido o simplemente basta con teclear en Google el nombre del lugar más los días de estancia y, como por arte de magia, aparecerá un sinfín de información útil: qué visitar, dónde comer, dónde dormir, actividades etc.

Caminando por la Sierra de Gádor (Alpujarra almeriense). Panorámica compuesta por tres fotografías unidas digitalmente en postproducción. 24mm 1/100 seg f/8 ISO 100

Una vez recopilada la información necesaria para planificar nuestro viaje, habrá que establecer los puntos de interés que no queremos perdernos. Decide cuáles pueden ser prescindibles y cuáles no y fija un orden de prioridades. Busca imágenes de los sitios que más te han llamado la atención y quédate con las más atractivas (no se trata de repetirlas más adelante, sino de usarlas como guía).

Si conoces a alguien que ha estado o vive en el lugar que vas a visitar, deja que te asesore, no todas las actividades o lugares interesantes aparecen en las guías. Y, por último, anota los horarios de la salida y puesta de sol y la previsión meteorológica.

Todo empieza por un buen calzado

Puesto que vas a pasar la mayor parte del tiempo de acá para allá, es muy importante elegir un calzado cómodo que te permita recorrer kilómetros sin que tus pies sufran demasiado.
Lo mismo pasa con tu equipo fotográfico. Ha de ser ligero y que, a la vez, cubra tus necesidades. Gran dilema este, pues tendemos a llenar la mochila con todo el aparataje del que disponemos. Todos nos hemos dicho alguna vez “me llevo esto por si acaso”, pero en realidad hay cosas que no usamos o no usamos tanto como para justificar el peso extra que añadimos a la espalda.

Mi consejo: Lleva lo necesario. Igual con lo que tenemos es suficiente para resolver las situaciones que se nos presentan y esto probablemente nos ayudará a fomentar nuestra imaginación. Cuanto más fresco y descansado estés, mejor disponibilidad tendrás a la hora de tomar fotos. ¡No dejes que las incomodidades te distraigan de tus objetivos!

Mirador del Castillo (Burgos), un lugar ideal desde dónde poder hacerte una idea de la ciudad. 24mm 1/125 seg f/8 ISO 100

¡¡Hemos llegado!!

Llegues a la hora que llegues, intenta adaptarte al horario local lo antes posible. No resulta fácil después de un largo y agotador vuelo, cuando lo único que deseas es soltar las maletas y echarte a dormir. Distráete, da un paseo.

Caminar es siempre una buena idea, sobre todo después de estar sentado en un avión durante horas. Permanece activo, haz un pequeño recorrido por las cercanías de tu hotel y aprovecha para recopilar información adicional: sitios donde comer, comprar bebida, medios de transporte… Siente la luz natural, es la mejor manera para restablecer tu reloj interno y vencer el Jet Lag.

Busca una oficina de turismo, pregunta todo lo necesario y contrasta la información con la que previamente has preparado. Consultar a la gente local y al personal del hotel también suele ser una buena opción. Consigue un buen mapa o quizá dos si piensas guardar uno de recuerdo. Inspírate en las postales y en los folletos del lugar.

Amanecer en Puente Vasco da Gama (Lisboa – Portugal) 18mm 82 seg f/8 ISO 100

Atardecer en playa de Portocubelo (Carnota – A Coruña) 90mm 40seg f/18 ISO 100

Sal temprano, regresa tarde. Ya podrás dormir en casa.

Debido a los momentos únicos de luz, es recomendable establecer, al menos con un día de antelación, qué lugar, tema o cosa vas a fotografiar el próximo amanecer y atardecer. Mientras que las horas centrales del día las puedes dedicar a buscar localizaciones, visitar museos o exposiciones, perderte sin rumbo por las calles de la ciudad o simplemente descansar en el hotel.

Buelna (Asturias) 18mm 120 seg f/5,6

San Vicente de la Barquera (Cantabria) 160mm 1/125 seg f/11 ISO 100

130mm 1/125 seg f/11 ISO 100

Cuida la composición

Las grandes fotografías son el resultado de combinar un tema interesante con la mejor luz posible, una disposición agradable de los elementos y una exposición correcta. Un buen fondo ya de por sí puede representar una buena foto. Busca algún elemento o sujeto en primer término para completar la composición.

Paisajes naturales

Si has decidido viajar a la montaña, a la costa o a un entorno donde la naturaleza es la protagonista, haz una investigación previa de los sitios que quieres visitar. Incluye ríos, cascadas, playas, acantilados, parques naturales… y consulta si se accede a ellos con facilidad o si la única forma es a través de una larga caminata. En cualquiera de los casos sé sensato y toma las precauciones oportunas (provisiones, agua, crema solar, teléfono móvil y baterías cargadas…). Si es necesario, ve acompañado de un guía o contrata una excursión.

 

Y para no hacer demasiado largo este post lo he dividido en dos partes, así que, si te ha resultado interesante, estate atento a la siguiente publicación. En ella os hablaré de cómo sacar partido a los días de niebla, del entorno urbano, de los lugares emblemáticos, su gente y de fotografiar de noche. ¡Buena semana!

© Copyright 2019 alfredo.lopez photography
Programación WordPress : tuuxedo

Probando el cuaderno fotográfico de Saal-Digital

Probando el cuaderno fotográfico de Saal-Digital

¡Buenos días! Hoy tengo el placer de compartir con vosotros un interesante producto que Saal-Digital España me ha permitido probar y analizar. Se trata de su cuaderno de fotos personalizado. Desde el momento en que se me presentó el proyecto, tenía claro que este podía ser el medio ideal y una excelente oportunidad, para actualizar mi portfolio de fotografía de viajes. Aquí y ahora os cuento mis impresiones.

Entre las principales cualidades del cuaderno fotográfico podemos decir que este es muy personalizable. Como en la mayoría de sus productos, puedes elegir tamaño, formato y número de páginas para la distribución del contenido.

Otra de sus características es la encuadernación en espiral, que permite abrir e incluso dar la vuelta por completo a cualquier página.

En cuanto a la calidad de impresión, utiliza el sistema de 6 tintas sobre papel Premium y, aunque no está del todo mal, aquí tengo que decir que probablemente sería mejorable si lo hicieran sobre papel fotográfico, como es el caso de los fotolibros.

El cuaderno incluye unas láminas de plástico transparentes al principio y final a modo de protección, lo cual es bastante ventajoso para evitar su deterioro. Y otro aspecto a su favor es que no presenta ningún logotipo ni código de barras por parte del fabricante.

Y para finalizar, una de las ventajas más importantes es su precio. Siendo tan asequible que convierte al fotocuaderno en una herramienta muy útil para llevar siempre encima y poder mostrar en cualquier momento tu trabajo de manera fácil y sencilla.

Como sugerencia se echa de menos en la web de Saal-Digital un apartado donde ver ideas y ejemplos de otros cuadernos ya realizados, ya que en este aspecto si me he visto un poco perdido. ¡Buena semana!

© Copyright 2019 alfredo.lopez photography
Programación WordPress : tuuxedo

Probando el cuadro aluminio Dibond Butlerfinish de Saal-Digital

Probando el cuadro aluminio Dibond Butlerfinish de Saal-Digital

Buenas a tod@s. Seguimos testando productos por cortesía de Saal-Digital España y hoy toca hablar de sus cuadros personalizados, especialmente del acabado Aluminio Dibond Butlerfinish. A continuación, os relato brevemente como fue mi experiencia.

En cuanto al diseño hay poco que contar. Se usa el mismo programa que para maquetar su álbum digital o la mayoría de productos que el fabricante ofrece. En mi caso ya dispongo de la aplicación y los perfiles ICC necesarios, así que lo único que tenía que hacer era encontrar una fotografía apropiada para reproducir sobre este soporte tan novedoso para mí.

Me decanté por Una mañana fría de febrero. Una foto que, aparte de tener un significado especial para mí, encaja perfectamente con las características que el cuadro Aluminio Dibond Butlerfinish presenta. El método empleado en este acabado consiste en una impresión directa UV de 6 tintas sobre un panel de aluminio pulido de 3mm de espesor que, según el propio fabricante y otras fuentes consultadas, resulta ideal para fotografías en blanco y negro de alto contraste.

Una de las cosas que más me gustó a la hora de elegir el tamaño del cuadro fue la variedad de medidas que Saal-Digital proporciona. No tienes que recortar tu imagen como sucede en otro tipo de impresiones y que tantos quebraderos de cabeza supone. No, no tienes que sacrificar una parte de ella si no es eso lo que buscas. Todo lo contrario, te permite personalizarlo al milímetro y esto fue lo que finalmente hice eligiendo un tamaño de 33x50cm. Lógicamente, esto hace que se incremente el coste final del producto, pero creo que en este caso merecía la pena probarlo.

Por último y antes de formalizar definitivamente el pedido, existe la posibilidad de adquirir el soporte correspondiente para colgar el cuadro. Hay tres tipos distintos y aunque tienen buena pinta, decidí no incorporar ninguno de ellos. No os puedo dar por tanto mi opinión, pero encontraréis toda la información en su web.

El cuadro en casa

Lo recibí enseguida. Encargué el pedido un martes y el martes siguiente lo tenía en casa. Verdaderamente rápido teniendo en cuenta que se produce y envía desde Alemania. Como de costumbre el cuadro viaja bien protegido. El embalaje consta de una caja de cartón grueso con un compartimento interior donde este va alojado y perfectamente plastificado.

Conclusión

El cuadro es ligero debido al material sobre el que está impreso, pero se muestra robusto y solido a su vez. Conserva su nitidez máxima en las zonas a foco de la imagen y presenta un aspecto metálico muy elegante en sus zonas más claras, que, dependiendo de cómo se refleje la luz en ellas, tienen cierto brillo. Sus cantos están perfectamente pulidos y debido al grosor que lo separa de la pared le da una gran sensación de profundidad a la imagen. En definitiva, otro trabajo muy acertado por parte de Saal- Digital y, una vez más, muy satisfecho con el resultado.

 

¿Y tú, a qué esperas para solicitar el tuyo?

© Copyright 2019 alfredo.lopez photography
Programación WordPress : tuuxedo

Probando el álbum digital de fotos de Saal-Digital

Probando el álbum digital de fotos de Saal-Digital

Hace algunas semanas Saal-Digital me brindó la oportunidad de probar sin coste alguno uno de sus álbumes digitales. El propósito era analizar a fondo su producto y publicar con total libertad mis impresiones. Para llevar a cabo esta interesante empresa decidí dar vida a Made in Vietnam, un proyecto que me venía como anillo al dedo para la ocasión.

Para empezar la valoración os hablaré primero del programa para diseñar y maquetar el álbum. Se descarga directamente desde su web, la instalación es rápida y sencilla y no te lleva más de 5 minutos. Al abrir el programa puedes escoger entre una selección de productos (copias de fotos, álbumes digitales, cuadros, tarjetas, etc), en mi caso elegí álbum digital. Una vez dentro de este apartado puedes optar por el tipo de álbum que quieres e incluso encargar una caja a medida para almacenarlo (complemento ideal y muy a tener en cuenta, aunque personalmente creo que su precio es un poco elevado).

Lo siguiente que aparece es el tamaño y formato a seleccionar. Para mi álbum usé 28x19 A4 horizontal y la verdad que estoy bastante contento. Una vez hecho esto solo quedan un par de cosas más antes de empezar a maquetarlo: elegir el tipo de tapa (a escoger entre mate, brillante o en símil de piel; acolchada o sin acolchar), la superficie de las páginas interiores (mate o brillante) y el número total de estas (viene con un número determinado que puedes ampliar según tus necesidades, añadiendo de 2 en 2).

Tanto como para la tapa como para las páginas interiores seleccioné el acabado mate y pasé de las 26 páginas que vienen por defecto a un total de 44. El proceso de maquetado es sencillo y bastante intuitivo. Cuentas con infinidad de plantillas, ya sea para la portada / contraportada como para el resto de las páginas, y si no, siempre te las puedes crear a tu gusto. No hay prácticamente restricciones al respecto, así que con un poco de ingenio puedes darle al álbum un excelente acabado.

Una cosa importante es que puedes ir diseñando cada página por separado y luego ir colocándolas en su sitio, no hay que seguir un patrón específico. Y por si esto fuera poco también puedes diseñarlo desde programas a los que estés más habituado, como Photoshop, InDesign o QuarkXpress con la extensión que Saal-Digital pone a tu disposición, así como los perfiles ICC y las plantillas necesarias. Todo esto lo puedes encontrar en su área profesional.

Por otro lado, dispones de atención personalizada online, mediante una pestañita de chat, para las dudas que puedan surgir durante el proceso de creación. Una vez tienes todo listo solo tienes que añadir el proyecto al carrito, efectuar el pago y cargar los archivos. El tiempo de entrega (unos 5 días laborables) y los gastos de envío son más que razonables.

Por fin en casa

Con un embalaje a prueba de bombas recibes el fotolibro en tu domicilio. El producto viene totalmente protegido en el interior de un sobre de cartón duro, un aislante acolchado y su correspondiente envoltorio de plástico.

Cuando tienes el libro en tus manos la primera sensación es lo agradable que es al tacto. Todo está en su sitio, como lo habías imaginado. Las tapas, pese a no ser la versión acolchada, son perfectas para el tipo de producto que estaba buscando y las páginas interiores muestran un espesor ideal. A primera vista presenta un aspecto muy fino, muy cuidado.

Una de las cosas que más me gusta es la apertura del libro. Ya que, gracias al sistema de encuadernación panorámica, te permite colocar fotos a página completa o componer el diseño con una foto central sin que afecte a la manera de ser visualizada. Creo que este aspecto es fundamental a la hora de maquetar un libro y de elegir con quién.

Y lo más importante, la calidad fotográfica es extraordinaria. En cuanto a la reproducción del color, este se muestra muy fiel a lo que en realidad vemos en pantalla. Quizá, y por poner un pero, el acabado mate de las páginas interiores tiende a satinarse cuando la luz directa incide sobre ellas. Aunque esto, lejos de afear la obra, simplemente le aporta otro matiz.

En general muy satisfecho con Saal-Digital por el trabajo ofrecido y muy agradecido por colaborar en este test. La relación calidad precio es inmejorable. Un álbum de estas características ronda los 45€ gastos de envío incluidos, siendo una opción muy a tener en cuenta. ¡No sé vosotros, pero yo ya estoy pensando en preparar el siguiente!

© Copyright 2019 alfredo.lopez photography
Programación WordPress : tuuxedo

¿Te gustaría estar informado de las últimas novedades?

¡Suscríbete y no pierdas detalle!